¿Qué es el IP? ¿Qué grado de protección debe tener mi alumbrado?

Antes de decidir donde instalar la iluminación es muy importante conocer el grado de protección IP de un producto. 

El IP (Protection Index en inglés) es el grado de protección de un producto, calificado de forma alfa-numerica, en función del nivel de protección que sus materiales le proporcionan contra la entrada de materiales sólidos como el polvo o líquidos como el agua. A la práctica nos ayuda a entender donde se puede instalar el producto de iluminación y por lo tanto, hacer un uso correcto de este.

El valor IP está conformado por dos dígitos, el primer indica el grado de protección contra los sólidos y el segundo dígito indica la protección contra la humedad y el agua. Un producto con IP00 no tendría ninguna protección mientras que la máxima posible sería un IP68, siendo este totalmente estanco al agua y el más protegido frente la entrada de agentes externos. Un carril de focos para un vestidor, un aplique para un pasillo o una lámpara colgante en un comedor no requieren de una protección extraordinaria, un IP20 sería suficiente. Mientras que en iluminación exterior para jardines se recomendaría un IP65.

Veamos la relación de dígitos en la siguiente tabla:

Por todas las razones anteriores, el aspecto más importante a la hora de plantear una instalación en el exterior es el grado de protección que ofrece la luminaria, evitando así que deje de funcionar o lo haga de forma incorrecta por exceso de humedad.

Ir arriba