¿Qué tener en cuenta para la iluminación de un museo?

Los proyectores LED presentan múltiples beneficios respecto a otras fuentes de luz cuando se trata de iluminación de museos y galerías de arte.

En una galería de arte se exponen distintas obras con distintos requisitos, es por eso que es importante disponer de unas luminarias flexibles, que permitan grados de inclinación y giro y puedan dar respuesta a todas las necesidades de las exposiciones.

Vemos como en la iluminación de museos es importante disponer de una iluminación versátil. Por ejemplo, Cookie de 12W de potencia, cuenta con una rotación de 90º y un giro de 355º, por lo que su haz de luz de 38º puede dirigirse hacia donde se desee. Este tipo de aperturas ayudan a focalizar la atención en las esculturas o las obras de arte y a crear puntos de interés para así guiar a los visitantes. Cookie se instala a través de un carril magnético de 48V que facilita cualquier instalación o cambio en los puntos de luz. Además, al ser un carril imantado, los focos se acoplan perfectamente de forma sencilla y se iluminan cuando están en contacto con el carril. Puedes descubrir más beneficios de los carriles magnéticos aquí.

Anterior
Siguiente

La capacidad de reproducción de los colores en un espacio como un museo es un factor relevante para tener en cuenta. Es por eso por lo que recomendamos focos con un alto índice de reproducción cromática como nuestro modelo Sono, con un CRI mayor o igual de 98. Además, esta pieza de composición elegante puede moverse libremente por el carril trifásico para adaptarse a los requerimientos del espacio en caso de que los puntos de exhibición cambien. Sono también proporciona una iluminación inteligente y por lo tanto regulable. El encendido, la intensidad de la luz y la temperatura de color pueden elegirse y regularse a cada momento según se desee.

Nuestro proyector Kom sería otro muy buen candidato para ofrecer esta versatilidad y calidad en iluminación de museos y galerías de arte. Dispone de ópticas intercambiables de 15º, 25º y 40º de apertura, y gracias a la capacidad de rotación de los proyectores LED, cada obra de arte contará con un punto de luz concreto. Con 30W de potencia igual que Kom, Konic también es un foco orientable de ópticas intercambiables de 15º, 38º y 60º.

La iluminación LED disminuye el calor y aumenta la capacidad de reproducción del color, elementos importantes para la exhibición y conservación de obras de arte. Con este tipo de iluminación se conseguirá un gran confort visual y un ambiente atractivo y que ofrece una atmósfera de descubrimiento.

Ir arriba